viernes, 13 de junio de 2008

Montaje del motor - Retenes del cigüeñal

En la operación de cerrado del cárter de la transmisión hemos visto que el cigüeñal no nos queda bien centrado.

Ahora es el momento de hacerlo, midiendo con un pie de rey la distancia entre cada rodamiento del cigüeñal y su respectivo alojamiento en el cárter. Como la medida nos dará seguramente diferente, calentaremos el exterior de los alojamientos de los rodamientos, y golpeando MUY SUAVEMENTE el extremos del cigüeñal que corresponda desplazaremos el conjunto hacia el lado que corresponda, hasta que nos quede centrado.

Yendo por faena no hay peligro en desplazar los rodamientos respecto a el cuello del cigüeñal, pues el calor dado por el exterior tardará en llegar a la pista interior del rodamiento, de forma que si vamos rápido, seguirá clavado y lo que se moverá es la pista exterior de cada rodamiento.




Los retenes del cigüeñal van instalados en unas tapetas laterales. Entre la circunferencia exterior de las tapetas y su apoyo en el cárter se coloca una junta, y entre el interior de la tapeta y la pista exterior del rodamiento correspondiente unas arandelas espaciadoras.

La jugada está en que una vez colocada la tapeta, tanto su exterior sobre el cárter como su interior sobre el rodamiento estén a tope, sin holguras.

Medimos el grosor de la junta...




... y la altura del escalón interior de la tapeta.




Conocida la distancia entre la pista exterior del rodamiento y la circunferencia de apoyo de la tapeta en el cárter (la hemos medido en la operación de centraje, y si no, la volvemos a medir) podemos calcular el espesor de arandelas espaciadoras a colocar.

Por ejemplo (inventado) :

Altura escalón tapeta: 5,00 mm
Grosor junta: 1,00 mm (consideraremos 0,90 mm, pues la junta se comprimirá al apretar la tapeta)
Total escalón una vez montada la tapeta: 5,00-0,90=4,10 mm

Distancia pista exterior rodamiento - plano de apoyo de la tapeta en el cárter: 4,40 mm

Diferencia: 4,40-4,10=0,30 mm de espesor de arandelas a montar.


No hay que pasarse con el grosor de las arandelas, pues en frío la pista exterior del rodamiento apretará las bolas del mismo contra la pista interior y se acabarán cascando. POr otro lado no hay que sufrir por dejar las holguras al mínimo minimorum, pues en temperatura de servicio los cárteres dilatarán más que el cigüeñal, y dichas holguras aumentarán, de forma que no habrá nada forzado.


Pues montamos las arandelas espaciadoras...




... colocamos la junta de la tapeta ...




... insertamos el retén en la tapeta...




... y montamos el conjunto.




En el retén izquierdo (lado embrague) se colocan tres tornillos hexagonales con una placa de retención...




... que deberemos doblar cuando se hayan apretado.




En el lado izquierdo (encendido) seguimos el mismo proceso...






... con la única diferencia de que los tornillos de apriete de la tapeta son de destornillador de cabeza plana.




Nota: al comprobar que todo gire bien, notaremos un aumento de resistencia con las tapetas montadas. Normal, es el rozamiento de los retenes.

2 comentarios:

Sergio / impala1965 dijo...

Hola Agustí, sigo con atención el blog así como todos los comentarios aportados; pero tengo una duda acerca del montaje del cigüeñal,(esta claro que por inexperiencia) y es la siguiente:

Despues de cerrar tu motor y haber calculado arandelas de espesor, tuviste que mover alguna de estas o cambiar su grosor para que te quedara en condiciones, o vinieron a coincidir con posición / grososr originales? (no es que me quiera ahorrar el proceso, pero quiza me suavices la tortilla de ideas que llevo... :-) )

Saludos y gracias!

Agustín dijo...

Hola Sergio,

Pues en mi caso me sobraron arandelas, ya que al planear los cárteres me quedó todo un pelín más estrecho.

Muchas gracias por tu comentario

Un saludo