martes, 3 de junio de 2008

Desmontaje motor - Retenes cigüeñal

Desmontaje de los retenes del cigüeñal.

Lado encendido


El retén del cigüeñal está colocado en una placa porta-retén. Debemos retirar los tres tornillos para poder desmontarla.




Extraemos la placa y retiramos el retén embutido en ella para poder sustituirlo.




Recuperar y anotar la posición de las posibles arandelas centradoras del cigüeñal que pueden aparecer tras el retén y sobre el rodamiento.





Lado embrague

El retén del cigüeñal está colocado en una placa porta-retén. Debemos retirar los tres tornillos hexagonales para poder retirarla. Antes de ello, deberemos aplanar los cantos de la chapa de retención de los torillos, con un puntero apropiado.




Retiramos la chapa de retención, la placa con su junta y el retén.




Deberemos retirar y anotar la posición de las posibles arandelas centradoras del cigüeñal que se pueden encontrar sobre el rodamiento, dependiendo de los motores en particular.

5 comentarios:

José Manuel dijo...

Hay motores que no llevan tapeta portaretén en el lado del encendido, simplemente no llevan tapa, el retén va por dentro y sólo se puede cambiar abriendo el motor igual que el del eje del cambio.

Saludos.

José Manuel dijo...

Fé de erratas: En mi anterior comentario quise decir "eje de arranque" y no "eje del cambio".

Un saludo.

Agustín dijo...

Tienes razón, algo de eso había yo oido.
Muchas gracias por tu comentario.

José Manuel dijo...

Es cierto que "equivocarse es de humanos" pero también es cierto que "rectificar es de sabios". Después de escribir pensé que era muy raro, por ello me fui a ver un motor que tengo abierto que no lleva tapeta portaretén y comprobé que estaba equivocado, a veces uno escribe más rápido de lo que piensa.

El retén del cigüeñal del lado del encendido para los motores que no llevan tapa portaretén SE PUEDE CAMBIAR SIN ABRIR EL MOTOR, lleva un circlip que lo sujeta en su alojamiento, por tanto el único retén que necesita abrir el motor para cambiarlo es el del eje del arranque.

Un saludo.

Agustín dijo...

OK, gracias por la aclaración